La nueva “Instrucción Pastoral” que regirá a la Diócesis de Matagalpa durante los próximos 6 años (2018-2023), fue presentada y explicada por monseñor Rolando Alvarez, el 6 de enero, durante la segunda “Asamblea zonal de pastoral”, correspondiente a la zona 1 que es conformada por las parroquias de la ciudad de Matagalpa.

En la actividad participaron los párrocos y los fieles que sirven en las diversas áreas entre ellos: Líderes de movimientos eclesiales, responsables de pastorales, ministerios laicales, consejos parroquiales y coros.

En su intervención monseñor Alvarez, mencionó que la “Instrucción Pastoral”, plantea lo que se debe seguir como Iglesia Diocesana durante los próximos 6 años, es un documento práctico que toma en cuenta la experiencia del anterior sexenio, y por otra parte nos llevará de la mano a la celebración de los 100 años de erección canónica de la Diócesis en el 2024, con la conciencia de ser una Iglesia misionera, “por eso deberíamos amarla apasionadamente y tomarla muy enserio”, enfatizó.

Seguidamente indicó que la expresión: “Conversión pastoral”, que se encuentra en la portada, implica además de una renovación estructural, un cambio de mentalidad, una conversión personal para poder llegar a la conversión pastoral y entrar en un camino de comunión. “Hermanos: Tenemos que darnos prisa para evangelizar como lo hizo la Virgen, pero hay algo que representa una carga, el yugo por seguir evangelizando, eso no lo puedo cargar yo solo, sino que ustedes también llevan junto al Obispo esa carga porque ya no son simples colaboradores sino corresponsables, por lo tanto no debo pretender evangelizar únicamente con mi grupo y a mi manera, al contrario todos juntos como Iglesia así como lo hicimos el año pasado durante la primera fiesta misionera”, aseguró.

Por otra parte expresó que “queremos seguir siendo una Iglesia de puertas abiertas que no juzgue o discrimina a nadie, que no cierra las puertas a personas que en los grupos, pastorales o movimientos lleven una vida sacramental irregular, quienes seguramente no pueden tener un cargos pero tampoco se puede cerrarles las puertas, es más tenemos que ayudarles a encontrar su lugar en la Iglesia”, sugirió monseñor Alvarez.

El Obispo también instó a prepararse porque el Divino Espíritu en estos años conducirá a caminos que probablemente hoy sean desconocidos, y finalmente dijo que todo esto debe ser la línea o espíritu de la “Instrucción Pastoral”, por eso pidamos al Señor “que nos continúe guiando hacia un mejor puerto”.

Seguidamente monseñor Edgar Sacasa, vicario de pastoral, explicó que además de describir la naturaleza y disposiciones de las comisiones y pastorales Diocesanas, esta instrucción también posee un marco histórico de la Diócesis “para saber de donde venimos, describe nuestra realidad, hay un diagnóstico pastoral de la realidad eclesial, un marco doctrinal que sirve como referencia doctrinal y el marco pastoral que ayuda a saber de que forma la Diócesis está llamada a pastorear a sus ovejas”, resaltó.

El también párroco de San Isidro mencionó dos nuevas comisiones pastorales: La pastoral de la alegría del amor y la pastoral de atención al clero.

Fuente: Diócesis de Matagalpa.