Home » EVANGELIZACIÓN » You are reading »

Monseñor Alvarez, explica los significados del “Domingo de Ramos” y de la “Misa Crismal”

Durante la tercera catequesis cuaresmal en la parroquia San Pedro Catedral la noche del 7 de marzo, monseñor Rolando Alvarez, Obispo de Matagalpa, detalló el significado del “Domingo de Ramos, lunes, martes, miércoles y jueves santo”, y los elementos característicos de esos días.

En primer lugar recordó que el “Domingo de Ramos, o de la pasión del Señor”  se vive en dos momentos, primero en la procesión de las palmas donde se rememora cuando Jesús montado en un burrito entra a Jerusalén, mientras la multitud con palmas en sus manos decían: “Hosanna, bendito el que viene en nombre del Señor” (San Mateo 21, 9). “En la procesión quien representa a Jesús del triunfo no es la imagen del Señor propiamente, sino el ministro que preside la celebración (Obispo, sacerdote o diácono). Por su puesto que la imagen es un gesto catequético pero no podemos quedarnos en la expresión, hay que ir a lo profundo.

Seguidamente dijo que el segundo momento de este día es la Eucaristía donde se lee el Evangelio de la pasión del Señor: “La procesión es alegre, de algarabía, pero la celebración cambia de tono al leerse ese texto, hasta los canticos deberían cambiar su tonalidad, de alegría a pasión. Luego nos llevamos las palmas y las colocamos en nuestra casa, esa es una antiquísima tradición procedente de los primeros creyentes, pues donde había una palma significaba que en esa casa habitaba un cristiano”, aseguró.

A continuación mencionó que el lunes, martes y miércoles santo no son días vacíos o un paréntesis, sino de meditación de los misterios celebrados el “Domingo de Ramos”, del Señor triunfante a través de su pasión, muerte y resurrección.

“Llegamos al jueves santo que inicia con la Misa Crismal, Misa de los ungidos, del pueblo de Dios que es ungido, esta Eucaristía generalmente se hace en Catedral porque es el templo Madre de la Diócesis. En ella el Obispo consagra el santo Crisma, que se usa para ungir al recién Bautizado como sacerdote, profeta y rey. Con él también se unge a los Confirmados que son sellados como auténticos cristianos, se unge las manos de los nuevos presbíteros, se unge las paredes de los templos para consagrarlos al Señor y los altares”.

“Además se bendicen el óleo de los catecúmenos que son los recién iniciados en la fe, es decir los niños y personas que se acaban de Bautizar, y se bendice el óleo de los enfermos que tiene dos efectos: Curación, y en algunos casos prepara a la persona para el momento de la muerte; por lo tanto también puede usarse cuando hay cierto riesgo objetivo de muerte”, indicó.

Monseñor Alvarez, también expresó que en la Misa Crismal se reúnen y concelebran los presbíteros, puesto que en la confección del Crisma son testigos y colaboradores del Obispo, de la cual participan para la unción del pueblo. “Aquí hay un gesto sencillo y profundo que puede pasar desapercibido: Al finalizar esta Eucaristía los sacerdotes se llevan los tres óleos para utilizarlos en sus parroquias”.

Antes de concluir comentó un último momento que se vive ese día por la mañana: “Siendo los sacerdotes los más íntimos colaboradores del Obispo que representa en la Diócesis a Jesús sumo y eterno sacerdote, en el seno de esta Misa renuevan las promesas presbiterales, para salir a extender el reino de Dios ungiendo al pueblo, por eso les invito a participar siempre en la Misa Crismal que es el jueves santo, día de la institución del sacerdocio y del mandamiento del amor”.

Por: Manuel Antonio Obando Cortedano

Related Posts

Hoy celebramos a Santa Rita de Casia, madre, esposa y “santa de lo imposible”

Hoy celebramos a Santa Rita de Casia, madre, esposa y “santa de lo imposible”

Hoy se celebra por primera vez la memoria de “María, Madre de la Iglesia”

Hoy se celebra por primera vez la memoria de “María, Madre de la Iglesia”

Hoy es fiesta de San Pascual Bailón, el santo enamorado de la Eucaristía

Hoy es fiesta de San Pascual Bailón, el santo enamorado de la Eucaristía

“En la oración se toman grandes decisiones”, afirma monseñor Alvarez

“En la oración se toman grandes decisiones”, afirma monseñor Alvarez

San Juan Pablo II y la Virgen de Fátima: Una historia que unió el cielo y la tierra

San Juan Pablo II y la Virgen de Fátima: Una historia que unió el cielo y la tierra

Monseñor Rolando Alvarez, comparte su espiritualidad en el camino a posible diálogo nacional

Monseñor Rolando Alvarez, comparte su espiritualidad en el camino a posible diálogo nacional