¡Qué difícil es perdonar a quien nos ha ofendido! Es lo que dijo el Papa Francisco improvisando durante la catequesis de este miércoles en la Audiencia General en la Plaza de San Pedro.

Al hablar de la oración del Padre Nuestro en la Misa, el Papa hizo la siguiente reflexión. “Para ser dignos de recibir el perdón de Dios nos comprometemos a perdonar a quien nos ha ofendido. Y esto no es fácil, ¿eh? Perdonar a las personas que nos han ofendido no es fácil, es una gracia que debemos pedir: ‘Señor, enséname a perdonar como tú me has perdonado a mí’. Pero es una gracia, con nuestras fuerzas no podemos”.

Francisco añadió que “de esta manera, mientras nos abre el corazón a Dios, el Padrenuestro nos dispone también al amor fraterno”. “En definitiva, pidamos a Dios que nos ‘libere del mal’ que nos separa de Él y nos divide respecto a nuestros hermanos”.

“Comprendamos bien que estas son peticiones muy convenientes para prepararnos a la Santa Comunión”.

Fuente: Aciprensa