Un grupo de siete obispos alemanes escribió una carta al Vaticano para solicitar una aclaración ante el anuncio de la Conferencia Episcopal de Alemania de que está preparando un documento para permitir a protestantes no católicos recibir la Comunión eucarística “bajo ciertas condiciones”.

Los siete obispos, entre los cuales se encuentra el Cardenal Rainer Marie Woelki, Arzobispo de Colonia, enviaron la misiva al Presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos, Cardenal Kurt Koch; y al Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el Arzobispo Luis Ladaria.

La carta fue enviada sin una consulta previa al Presidente de la Conferencia Episcopal de Alemania, Cardenal Reinhard Marx, que es también Arzobispo de Munich y Freising, y que ha difundido una respuesta a la misiva de los siete prelados.

En una declaración enviada a CNA Deutsch –agencia en alemán del Grupo ACI– la Arquidiócesis de Colonia explicó que la carta de los siete obispos, con fecha 22 de marzo de 2018, busca una clarificación sobre si la recepción de la Comunión eucarística para los protestantes casados con católicos puede ser decidida por una conferencia episcopal o si se requiere una “decisión de la Iglesia universal”.

En un texto del 4 de abril, la Arquidiócesis de Colonia señala que “desde el punto de vista de los firmantes, el objetivo en un asunto de tal centralidad para la fe y la unidad de la Iglesia tiene que evitar caminos nacionales separados y llegar a una solución globalmente unificada y útil, a través de un diálogo ecuménico”.

El pedido de clarificación de los siete obispos sigue al anuncio de la Conferencia Episcopal de Alemania sobre la publicación de un documento con las pautas para permitir a los protestantes casados con católicos recibir la Comunión eucarística “bajo ciertas condiciones”.

El anuncio fue hecho por el Cardenal Marx “luego de un intenso debate” al concluir la asamblea general de los obispos alemanes realizada del 19 al 22 de febrero.

La carta enviada al Vaticano está firmada por el Cardenal Rainer Maria Woelki, Arzobispo de Colonia; Mons. Ludwig Schick, Arzobispo de Bamberg; Mons. Konrad Zdarsa, Obispo de Augsburgo; Mons. Gregor Maria Hanke, Obispo de Eichstätt; Mons. Stefan Oster, Obispo de Passau; Mons. Rudolf Voderholzer, Obispo de Ratisbona; y Mons. Wolfgang Ipolt, Obispo de Görlitz.

En respuesta a los siete obispos, el Cardenal Marx dijo en una declaración que “son tales las graves dudas sobre si la solución propuesta para la guía pastoral de los matrimonios (entre católicos y protestantes) y la participación en la Eucaristía es consistente con la fe y la  unidad de la Iglesia, que han pedido al Presidente del (Pontificio) Consejo para la (Promoción) de la Unidad de los Cristianos que ‘les dé asistencia’”.

Fuentes en Roma consultadas por CNA Deustch informaron que se está formulando una respuesta a la carta enviada por los siete obispos.

Prácticamente no existen precedentes históricos a la medida tomada por los siete obispos. Aunque los medios locales lo compararon a la decisión del entonces Arzobispo de Colonia, Cardenal Joachim Meisner, de escribir en 1999 al Papa Juan Pablo II luego que la mayoría de prelados alemanes votaran a favor de dar consejería a las embarazadas para que, según lo requerido por las leyes nacionales, pudieran acceder a un aborto.

San Juan Pablo II solicitó hasta en cuatro ocasiones que la Iglesia dejara esos centros de consejería, pero los obispos decidieron finalmente que cada uno evaluara qué hacer con sus autoridades locales.

 Fuente: Aciprensa.