El Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) instó a sus empresas afiliadas, empresas en general y trabajadores a participar en tres días de lucha ciudadana para exigir justicia por “los cientos de nicaragüenses cuya sangre ha sido derramada” y para no “olvidar de las madres”.

La primera expresión de rebelión contra el régimen sangriento de Daniel Ortega, comenzará mañana con la marcha denominada “Junto somos un volcán”, a las 10:00 a.m. la que saldrá de Rotonda Cristo Rey hacia los semáforos de Autolote El Chele hacia el monumento Alexis Argüello, concluyendo en la Rotonda Jean Paul Genie.

“No abandonaremos las calles, ¡Porque las calles son del pueblo”, afirma el Cosep, la cúpula empresarial más grande de Nicaragua.

 El Cosep recuerda que está ¡Prohibido olvidar!, ¡Prohibido olvidar el sacrificio de  los cientos de nicaragüenses cuya sangre ha sido derramada!, ¡Prohibido olvidar el luto de las madres! ¡Nicaragua unida no olvida!

La panorámica desoladora de la Carretera a Masaya muestra de cómo estuvo el país durante el paro nacional.  LAPRENSA/CORTESÍA

Viernes otro paro nacional

Tras la marcha, el viernes el Cosep convoca a un paro nacional de 24 horas, para exigir al Gobierno “respuesta sobre el adelanto de elecciones para devolver al pueblo nicaragüense su libertad”.

Este es el segundo paro nacional que este gremio le monta al régimen de Ortega, que se niega a dejar el poder y que mantiene una violenta represión contra la población que exige su salida inmediata.

Y el sábado, tras la paralización del país, el Cosep insta a participar en la caravana que se espera recorra varias zonas de Managua.

“Nuestro llamado es a los nicaragüenses en todos los departamentos a que se sumen a estas acciones”, insta el Cosep, que forma parte de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, integrada también por estudiantes, campesinos, líderes de la sociedad civil, entre otros.

También las cámaras

El Consejo Directivo de la Cámara de Industrias de Nicaragua también se sumó a ese llamado, que hacen no solo a los empresarios y trabajadores sino también al pueblo en general.

Nicaragua arriba hoy a 85 días en crisis, sacudida por el asesinato de más de 300 nicaragüenses a mano de paramilitares y fuerzas policiales, comandados por Daniel Ortega.

Asimismo, la Cámara de la Construcción de Nicaragua instó a sus empresas a unirse a la marcha, caravana y el paro nacional para presionar por una salida a la crisis.

Otras de las cámaras que también se unió a este llamado fue la Asociación de Productores de Nicaragua, la Asociación Nicaragüense de Formuladores y Distribuidores de Agroquímicos  y el Instituto Nicaragüense de Desarrollo.

Prensa.