“Dios concede a todos el poder de curar enfermos”, recuerda monseñor Alvarez en fiesta de Lourdes

“Dios concede a todos el poder de curar enfermos”, recuerda monseñor Alvarez en fiesta de Lourdes

12 febrero, 2019 0 Por Josary Mayerling Vargas Vega

La parroquia Nuestra Señora de Lourdes, en el municipio de La Dalia, celebró el 11 de febrero sus fiestas patronales con la Misa solemne que presidió monseñor Rolando Alvarez, Obispo de la Diócesis de Matagalpa, quien fue acompañado por sacerdotes de la zona y por centenares de fieles que bajaron de las comunidades a la sede parroquial para participar en los eventos centrales que iniciaron el domingo con la vigilia, momento propicio para alabar a Dios, orar y recibir el sacramento de la reconciliación.

“La misión de la Iglesia es anunciar de forma permanente el reino de Dios diciéndole a los demás que Dios los ama, que Dios es amor y por amor envía a su hijo único ofreciendo el perdón de los pecados, en eso consiste el anuncio al que somos enviados. Cuando se predica y anuncia este kerigma, esta palabra de vida, la gente como nosotros encuentra la vida porque el mundo está sumergido en un valle de oscuridad, de desesperanza, de frustración por la fuerza del pecado, y el mundo necesita un anuncio de liberación y de salvación que proclame que Dios es bueno y que quiere salvarnos a todos sin excepción. Cuando la gente se encuentra con este anuncio, con el Dios de la vida tienen nuevamente esperanza, y es que nosotros no somos profetas de desesperanza, no anunciamos la iniquidad, el pecado o la muerte porque nos haríamos discípulos de la iniquidad, si predicamos el pecado nos convertimos en agentes del mal; presten atención a esto porque parte de la tentación del demonio es hacernos echarle en cara a la gente su pecado, esto peligroso y podría el demonio convertirte en agente del mal porque en vez de sacar al hermano del pecado lo estás hundiendo cuando se lo echas en cara”, dijo el Obispo en la homilía.

Agregó que nosotros existimos para decirle al mundo que Dios es amor, que Dios es bueno. Una vez que predicamos a la gente este anuncio el Señor nos da otra tarea: Cuidar a los enfermos. “El Señor a ustedes a través del Bautismo y a nosotros ministros a través del Bautismo y Sacramento del orden nos concede poder, Dios a través de nosotros tiene poder para curar a los enfermos, para sanar las enfermedades de su pueblo. Aunque muchos piensen que el Señor sanaba por simple sicología, no hermanos, el Señor sana realmente por su poder, porque Cristo está vivo vive y si Cristo está vivo, vive su Iglesia y sigue sanando a los enfermos a través de la Iglesia, esa es la verdad. Si realmente creemos que Cristo está Vivo, curó a los enfermos y fundó la Iglesia entonces quiere decir que la Iglesia con ese poder prédica la palabra, anuncia el reino del Padre diciendo que Dios es amor y la Iglesia sigue curando enfermos. Esa verdad debemos tenerla clarísima, porque esa no es obra humana, es divina, es la acción de Dios que en la Iglesia prolonga la misión encomendada a Nuestro Señor Jesucristo”, aseguró.

Seguidamente se refirió al mensaje del Papa Francisco para la Jornada Mundial de Oración por los Enfermos celebrada este día que dice: “Esta atención y cuidado a los enfermos, al mundo de la enfermedad es el signo más creíble de la evangelización”, aquí añadió que esa expresión es poderosa, es decir, tu quieres que la evangelización sea creíble debes volver la mirada al mundo de los enfermos, orar por ellos y atenderlos, entonces la evangelización de la Iglesia será más creíble, y aunque muchos piensen en como pasará eso sí todos somos pecadores el Obispo preguntó: “¿Ya has orado por un enfermo? ¿Quién te ha dicho que eres tú el que sana? Recuerda que no eres tú el que curará al enfermo, es Cristo quien hará la obra, pero lo quiere hacer a través de nosotros por eso pide, reza y ora con fe y veraz que el Señor hará la obra, tú sólo debes orar y creer que el Señor cura y no necesitas andar dándote fama que tú sanas”, insistió.

El papa Francisco continúa en su mensaje diciendo que este es un amor gratuito que debe darse sin excepción. “Hermanos este es un amor gratis que viene de Dios porque venimos y le pertenecemos a Dios, por eso el pueblo de Dios es poderoso porque venimos de él y debemos creer esto sin excepción. También me preguntaba: ¿Cuando hay en una casa un enfermo que no es católico qué haremos? Orar por él porque es hijo de Dios y porque Cristo ama a todos sin excepción y a todos ofrecemos el don de Dios”.

Aquí indicó que sería magistral que la parroquia de Lourdes realice una misión casa a casa en las comunidades y el pueblo de La Dalia orando por los enfermos, “les aseguro que verían maravillas, porque Dios desde el Bautismo nos dio su poder y protestad y por eso el pueblo de Dios vera su gloria por los siglos de los siglos. Amen”.

Antes de finalizar la Misa dirigió un momento de oración por las enfermedades espirituales y físicas.

Por: Manuel Antonio Obando Cortedano.