Home » DIÓCESIS DE MATAGALPA » NICARAGUA » You are reading »

“La Eucaristía como pan de vida”. Reflexiones de monseñor Rolando Alvarez, para la semana:

“Yo soy el pan vivo bajado del cielo, el que coma de este pan vivirá para siempre… El que come mi carne y bebe mi sangre tendrá vida eterna. Éste es el pan que ha bajado del cielo: no como el de vuestros padres, que lo comieron y murieron; el que come este pan vivirá para siempre”, san Juan (6,51-58).

La Eucaristía es alimento de vida y en ella nos cristificamos, al punto que cuando comulgamos podemos decir como San Pablo: “Vivo pero no soy yo es Cristo quien vive en mí”. La Eucaristía nos permite cristificar la vida, permite nutrificar nuestro pensamiento, es decir entrar en sintonía con el corazón de Cristo, convirtiéndonos en personas de paz, perdón y compartir solidario, como lo dice el papa Francisco.

Ante esto me gustaría insistir, como ya lo he hecho en estos días, en que hay una tentación del demonio con la que pretende destruirnos, la tentación del odio, orgullo, ira, engaño, resentimiento y rabia; lo primero que el maligno hace al introducir esos sentimientos es dividirnos, debilitarnos, esa es la malignidad de Satanás. De esta manera el enemigo pone el odio hacia los demás en nuestro corazón, y debilita al que odia. Él insta al odio pero le pasa la factura al que odia debilitándolo.

Una persona con odio en su corazón y con maldad es débil, por eso les llamo la atención sobre esto en nombre del Señor, no sólo por no ser el odio de un cristiano, sino porque al darle cavidad esa persona se convierte en una fiera para los demás, pero también lo termina debilitando, al punto que aquel se convierte en un pobre instrumento en manos del mal, y nosotros no podemos caer en esa tentación porque nos autodestruimos y no encontramos paz, mientras que el Señor nos invita a la Eucaristía para que en ella encontremos vida abundante y podamos dar al mundo vida abundante respondiendo al mal con el bien, al odio con un gesto amable y con la sonrisa oportuna.

Ante esto quiero preguntarles: ¿Dónde un cristiano encontrará esa vida abundante, esa respuesta de amor, de bendición al que trata con odio, al que señala? ¿Dónde un pueblo en batalla espiritual puede revestirse en paz, amor y misericordia? Es en la Eucaristía.

Hoy más que nunca hemos de acudir a la Eucaristía y a la oración constante, por eso con el clero de la Diócesis de Matagalpa acordamos seguir en intercesión continuando la propuesta del mes de intercesión convocado en julio por los Obispos de Nicaragua, los jueves orando ante Jesús sacramentado, los viernes haciendo penitencia, ayuno, abstinencia y la oración a san Miguel Arcángel; los sábados consagrando a Nicaragua al Inmaculado Corazón de María y los domingos ofreciendo la santa Misa.

Tenemos que orar más porque mientras mas unidos a Cristo estemos, seremos aún más que invencibles.

FUENTE: DIÓCESIS DE MATAGALPA

Related Posts

Hoy Nicaragua cumple cinco meses de crisis sociopolítica.

Hoy Nicaragua cumple cinco meses de crisis sociopolítica.

Cardenal reza el Rosario por liberación de los presos políticos en Nicaragua

Cardenal reza el Rosario por liberación de los presos políticos en Nicaragua

Iglesia abre centro de derechos humanos en cinco municipios.

Iglesia abre centro de derechos humanos en cinco municipios.

Papa a Ortega: Que Jesucristo les conceda los dones de una fraterna reconciliación

Papa a Ortega: Que Jesucristo les conceda los dones de una fraterna reconciliación

Padre Edwin Román fue agredido por el Comisionado Ramón Avellán,Sub-Director de la Policía Nacional

Padre Edwin Román fue agredido por el Comisionado Ramón Avellán,Sub-Director de la Policía Nacional

Cardenal Brenes rechaza agresión hacia monseñor Álvarez

Cardenal Brenes rechaza agresión hacia monseñor Álvarez