Invocamos al Espíritu Santo – Espíritu Santo llena de alegría y paz mi corazón y da sabiduría a mi mente para poder entender la Palabra de Dios. Amén – Evangelio según San Mateo 10,7-15.

Jesús dijo a sus apóstoles:
Por el camino, proclamen que el Reino de los Cielos está cerca.
Curen a los enfermos, resuciten a los muertos, purifiquen a los leprosos, expulsen a los demonios. Ustedes han recibido gratuitamente, den también gratuitamente.”
No lleven encima oro ni plata, ni monedas,
ni provisiones para el camino, ni dos túnicas, ni calzado, ni bastón; porque el que trabaja merece su sustento.
Cuando entren en una ciudad o en un pueblo, busquen a alguna persona respetable y permanezcan en su casa hasta el momento de partir.
Al entrar en la casa, salúdenla invocando la paz sobre ella.
Si esa casa lo merece, que la paz descienda sobre ella; pero si es indigna, que esa paz vuelva a ustedes.
Y si no los reciben ni quieren escuchar sus palabras, al irse de esa casa o de esa ciudad, sacudan hasta el polvo de sus pies.
Les aseguro que, en el día del Juicio, Sodoma y Gomorra serán tratadas menos rigurosamente que esa ciudad.
 
Palabra del Señor
 
1. Lectura, ¿Qué dice el texto?
 
Ustedes han recibido gratuitamente, den también gratuitamente.
 
Al entrar en la casa, salúdenla invocando la paz sobre ella.
Si esa casa lo merece, que la paz descienda sobre ella; pero si es indigna, que esa paz vuelva a ustedes.
 
2. Meditación, ¿Qué nos dice Dios en el texto?
 
Ayer el Señor nos hablaba sobre el ser discípulo, salir a proclamar su Palabra y buscar a los demás, y hoy nos habla de dar de los dones que nos ha dado gratuitamente y de entre ellos la paz, ¿Reconozco los dones que el Señor me ha dado, no importando si muy grande o pequeño?, ¿Estos dones los comparto o los pongo al servicio de mis hermanos, amigos y demás?, ¿Puedo sentir la paz del Señor o soy capaz de pedir que me de la paz y darla como buen Cristiano?, ¿Si alguien pone a mi servicio sus dones y paz con gusto lo recibo o los ignoro o los rechazo?
 
3. Oración, ¿Qué le decimos a Dios?
 
Señor, sé que desde que me creaste me diste dones, capacidades diferentes a los demás, grandes o pequeñas pero me has dado, has puesto tu mirada en mi y te doy gracias por ello, ayúdame a hacer buen uso de ellos a ponerlos al servicio y compartirlos con mis hermanos, mis amigos y mis semejantes, que cuando lo haga estén llenos de ti, de tu amor, de tu paz, de tu misericordia y humildad.
 
Amén
 
4. Contemplación, ¿Cómo interiorizamos la Palabra de Dios?
 
Ustedes han recibido gratuitamente, den también gratuitamente. (R)
 
5. Acción, ¿A que me comprometo con Dios?
 
Primero reconozcamos los dones que el Señor nos ha dado y después veamos cual es la mejor forma de ponerlos al servicio de los demás, sino no somos capaces de descubrir o saber como poner al servicio estos dones, pidamos a alguien cercano a nosotros que nos ayude a descubrirlos.

FUENTE: http://www.aleteia.org/es/religion/articulo/lectio-divina-jueves-xiv-semana-del-tiempo-ordinario-5889041274765312