Home » EVANGELIZACIÓN » You are reading »

Monseñor Rolando Alvarez, comparte su espiritualidad en el camino a posible diálogo nacional

Estas son textualmente las palabras que dirigió el Obispo de Matagalpa durante la celebración Eucarística el 8 de mayo, en el centro de pastoral “La Cartuja”, donde desarrollaron la reunión ordinaria del mes:

“En primer lugar creo firmemente que es el Señor el que elige y el que llama, “Soy yo quien los ha elegido a ustedes”, dice la palabra, de tal manera que ante mi conciencia y ante Dios como Pastor creo que estoy llamado y obligado moralmente a aportar mi propio carisma y hallazgo para darle al pueblo esta oportunidad histórica y trascendental de poder encontrar soluciones que logren democratizar total y completamente a nuestro país. Todos sabemos que los Obispos hemos afirmado que para nosotros el objetivo de este dialogo es revisar el sistema político de Nicaragua desde la raíz para lograr una autentica democracia. No tendría sentido para nosotros haber aceptado este papel de mediación y testigo sino es para entrar hasta el fondo de la problemática nicaragüense, pero todo a partir de una elección del Señor, de un llamado de Dios, de la necesidad de recorrer como nos indicaba el texto del Evangelio del domingo pasado, los caminos del amor de Dios.

Interioricemos y recordemos que renunciar al amor de Dios, al amor al prójimo como Cristo nos ha amado a nosotros, hasta el extremo de la Cruz, sería renunciar a nuestra propia identidad cristiana en medio de tanta confusión y de tanto caos que va recorriendo día a día nuestra Nicaragua. Nosotros no podemos olvidar sino que debemos tener como centro el amor a Dios y al otro, viéndolo como un hermano y amándolo como el Señor nos ha amado a todos nosotros; no podemos renunciar al mandamiento del amor, más bien debemos animar en el corazón de nuestros fieles este amor.

Un amor en que el Señor nos invita a permanecer para que entonces pidamos al Padre y obtengamos todo. Así lo dice el Señor en los textos evangélicos de las últimas semanas: “Si permanecen en mí pidan todo lo que quieran y harán cosas mayores”. Para mí esto significa que en este camino hacia una posible instauración del dialogo no estamos solos, y que a pesar de la confusión y el caos diario, el Señor nos promete a nosotros su Iglesia, su presencia; esto debemos tenerlo claro, y en la presencia de Jesús Sacramentado debemos dejar que Cristo haga memoria de su palabra en nuestro corazón, de esta palabra que nos dice “Nadie tiene amor más grande que quien da la vida por sus amigos”, y nosotros aunque no somos dignos, estamos también llamados a ir entregando en pequeños trozos la vida. Un poco, indignamente, del padecimiento de Cristo en la Cruz y de su pasión nos estará tocando vivir, porque desde el inicio dijimos que estamos conscientes que este papel, esta misión que el Señor nos confía en este momento que vive el país tiene mucho riesgos en todos los niveles. Por eso la palabra del Señor sostiene y fortalece el corazón: “Que no se turbe su corazón, confían en mí… confíen también en mi Padre”.

Aunque a pesar de las condiciones humanas nos sintamos agobiados por el peso de la carga, la Palabra viene en nuestro auxilio:: “Les he dicho esto para que mi alegría esté en ustedes”, y le he preguntado a Jesús ¿Cómo estar alegres en las circunstancias actuales que vivimos? Y claro esa alegría interior, profunda, serena del corazón que está confiando en Jesucristo, en su presencia, en su palabra, en la paz que él nos ofrece como resucitado, “La paz esté con ustedes”.

No estamos solos, Dios está con nosotros, y si Dios está con nosotros ¿Quién estará en contra? A caso la desnudez, el hambre, la desolación, la aflicción, la persecución, la critica, la incomprensión, las fuerzas del maligno contra las cuales estamos luchando?… Porque esta es una batalla espiritual. ¿Quién podrá estar en contra de nosotros? El Señor de los ejércitos está con nosotros y nuestro alcázar es el Dios de Jacob.
El Espíritu Santo, si los nicaragüenses se lo permitimos es capaz de armonizar las más radicales contradicciones que pueden existir en una sociedad. Lo logró en Pentecostés cuando nadie se entendía y finalmente todos comprendieron lo que decían los apóstoles al hablar en su propia lengua y aquí recordamos lo que santo Tomas de Aquino decía: “La gracia de Dios supone la naturaleza humana”.

Dios está actuando en Nicaragua, Dios quiere hacer la obra en Nicaragua contra las fuerzas del mal que atacan día y noche, Dios quiere actuar en Nicaragua sin embargo la gracia supone la naturaleza, lo logrará, lo logrará hacer si la naturaleza humana se lo permite.

Nosotros nos confiamos a la Virgen Santísima, y una vez más pedimos al pueblo nicaragüense que sigan postrándose ante Jesús Sacramentado, que sigan desgranando las cuentas del santo Rosario, la coronilla a la Divina Misericordia, que sigan ofreciendo la Eucaristía, orando por nuestro país y por los Obispos a quienes el Señor nos confía esta delicada misión. Nos protegemos en el manto santísimo de aquella que en el Génesis vence a la serpiente y que en el Apocalipsis vence al fiero dragón. Sigue siendo nuestra madre la que vence, su manto nos protege para que las flechas del maligno choquen contra ese manto, sean destruidas y a nosotros no nos hagan daño.

Hermanos en el ministerio sacerdotal: Sigamos anunciando a nuestro pueblo la esperanza en una nueva Nicaragua, en una Nueva República, en una nueva Patria. La esperanza en nuestro corazón y que no defrauda nos impulsa y anima a trabajar para lograr un país en autentica justicia y libertad”.

Fuente: Diócesis de Matagalpa

Related Posts

Hoy la Iglesia celebra a San Cayetano, patrono del pan y del trabajo

Hoy la Iglesia celebra a San Cayetano, patrono del pan y del trabajo

Conoce el horario de la santa Misa, en los tres templos Franciscanos de la Diócesis donde puedes obtener Indulgencia Plenaria

Conoce el horario de la santa Misa, en los tres templos Franciscanos de la Diócesis donde puedes obtener Indulgencia Plenaria

¿Por qué la Porciúncula es trascendental en la vida de San Francisco y la Iglesia?

¿Por qué la Porciúncula es trascendental en la vida de San Francisco y la Iglesia?

“Nuestro compromiso con la historia tiene gran importancia, para que Dios pueda hacer el milagro”. Reflexiones de monseñor Rolando Alvarez, para la semana:

“Nuestro compromiso con la historia tiene gran importancia, para que Dios pueda hacer el milagro”. Reflexiones de monseñor Rolando Alvarez, para la semana:

Reflexiones de monseñor Rolando Alvarez, para la semana:

Reflexiones de monseñor Rolando Alvarez, para la semana:

Reflexiones de monseñor Rolando Alvarez, para la semana.

Reflexiones de monseñor Rolando Alvarez, para la semana.