Nicaragua: La Iglesia decide no estar presente físicamente en las negociaciones

Nicaragua: La Iglesia decide no estar presente físicamente en las negociaciones

9 marzo, 2019 0 Por Josary Mayerling Vargas Vega

En un comunicado emitido ayer en la tarde hora de Nicaragua, la Conferencia Episcopal de Nicaragua reitera su agradecimiento al Gobierno y a la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, por su invitación a participar como Testigo y Acompañante Nacional en las conversaciones de la Mesa de Negociación instalada en el INCAE.

Los obispos afirman de nuevo, como lo hicieron en el anterior comunicado, del pasado lunes, que consideran que ”en este momento histórico nuestro mayor aporte como Pastores de esta Iglesia que peregrina en Nicaragua, seguirá siendo acompañar al pueblo en sus sufrimientos y dolores, en sus esperanzas y alegrías y elevando nuestras plegarias de intercesión para que Nicaragua encuentre caminos civilizados y justos para una solución pacífica en vista al bien común.”

Que las negociaciones sigan el camino de la verdad

Asimismo, recuerdan con el Santo Padre que hay que “saber cómo diseñar, en una cultura que privilegie el diálogo como forma de encuentro, la búsqueda de consensos y acuerdos, pero sin separarla de la preocupación por una sociedad justa, memoriosa y sin exclusiones”. (Cf Evangelii Gaudium, 239).

Los obispos esperan que estas negociaciones tengan este espíritu de búsqueda de la verdad y la justicia. “Estamos convencidos con San Juan Pablo II, quien en ocasión del Jubileo del Apostolado de los Laicos en Roma (26 de noviembre del 2000), afirmó que ”ha sonado la hora de los laicos”. Por lo tanto, sentimos que deben ser los laicos los que asuman directamente la responsabilidad de gestionar en este momento las cosas temporales de la Nación.”

Por último exhortan al pueblo ”a intensificar, particularmente en este tiempo de cuaresma, sus oraciones y ayunos por nuestra Patria. Y que la Virgen María Reina de la Paz nos consiga de su Hijo la capacidad de ser constructores de la verdadera paz”.

Patricia Ynestroza – Ciudad del Vaticano