Reforma tributaria amenaza a empresas distribuidoras comerciales

Reforma tributaria amenaza a empresas distribuidoras comerciales

6 marzo, 2019 0 Por Josary Mayerling Vargas Vega

El incremento de precios desencadenado por el aumento de impuestos ordenado por el régimen a través de las reformas a la Ley de Concertación Tributaria, generará un círculo vicioso que hará que todos –incluso el Gobierno- pierdan, según varios ejecutivos de empresas dedicadas a la comercialización de productos de consumo masivo.

“Este aumento de precios se traslada al cliente, que disminuye su consumo por ser esto una inflación de facto”. Eso desploma las ventas –y ganancias- de las empresas, que entonces pagan menos impuestos al Estado, explican.

“No siento que haya un pensamiento empresarial para hacer estas reformas. Entiendo que el Estado necesite más fondos, y lo logrará al inicio, pero después habrá menos consumo, mayor desempleo, etc. y se les olvida que es el sector privado el que genera los empleos”, dijo otra fuente.

Los hombres de negocios están preocupados porque un tropel de siglas vendrá a afectar la estabilidad de sus empresas: PMD, IVA, ISC, INSS, etc., y si bien todas ellas les preocupan, es la primera la que les golpea más fuerte.

El incremento del Pago Mínimo Definitivo (PMD, que pasó de ser el 1% de las ganancias, a oscilar entre 1% a 3% de las ventas), es uno de los impactos más fuertes que tienen que afrontar las empresas, en especial las que se dedican a la distribución de productos, pues muchas veces operan con márgenes de 3% a 4%, lo que las llevaría a perder plata, y a quedarse peligrosamente cerca del punto de quiebra

Esta es la razón por las que incluso la cúpula del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), se ha expresado en contra de aumentar el PMD y aplicárselo a las ventas, por considerarlo “confiscatorio”.

Las siguientes siglas son las del Impuesto al Valor Agregado, (IVA), que gravó con 15%, a alimentos que la gente compra en supermercados y mercados populares, tales como azúcar refinada, arroz 90 – 10 o de mayor calidad, chuleta de pescado, carne molida especial, chorizo, mortadela, filete, lomo y costilla de res, filete, lomo, chuletas, costilla y tocino de cerdo; filete de pollo, así como pechuga con alas y sin alas, y cualquier otro alimento procesado, sea enlatado, embotellado, envasado o empacado.

De forma adicional, productos que antes no pagaban Impuesto Selectivo de Consumo (ISC), pasarán a pagarlo, lo que se suma a la cascada de nuevos tributos (incluyendo el aumento de la cuota patronal del INSS), cuyo pago los empresarios deberán compensar aumentando el precio de los productos, o buscando formas de reducir costos.

Más gente al desempleo

Si bien en 2018 los gerentes de las empresas ya tuvieron que aplicar cualquiera de las recetas que aprendieron en la universidad para disminuir sus gastos (consumir menos agua, electricidad, combustibles, material de oficina, etc., prescindir de la publicidad y recortar personal), en esta oportunidad se enfrentan a la tarea de tener que volver a hacerlo.

“Tenemos que reducir personal para disminuir gastos de operación para sobrevivir y atravesar la tormenta. Queremos cuidar el mayor número de empleos, pero no podemos preservarlos a todos”, dijo una de las fuentes que prevé tener que prescindir de un 10% a 15% de su planilla.

“Ya estamos reduciendo gastos: hemos disminuido la publicidad, lo que está afectando a ese sector. También tendremos que reducir personal, y lograr que el mismo trabajo pueda hacerse con menos personas”, dijo otro gerente cuya empresa ya tuvo que despedir al 30% de su planilla el año pasado, “y podríamos despedir más”.

Este tipo de empresas –unas 55, aglutinadas en la Asociación de Distribuidores de Productos de Consumo de Nicaragua, (Adiprocnic)- está en reunión y consultas constantes, para dilucidar cómo actuar ante esta nueva realidad.

Por lo pronto, decidieron reunirse con sus empleados -especialmente con los vendedores- para explicarles lo que pasa y que ellos sean capaces de explicarlo a los clientes. También están monitoreando la red, para detectar ataques de troles progobierno, que están realizando una campaña sucia, que puede derivar en agresiones, boicots, y daños a la imagen de las marcas.

De forma adicional, también decidieron recurrir de amparo por inconstitucionalidad, pero “como todas las cámaras lo están haciendo, estamos evaluando cuál sería el proceso, y cuál los argumentos legales a usar”, dijo una fuente de esa Asociación.

Si se aplica sin cambios y de forma permanente el nuevo esquema impositivo ideado por los economistas al servicio del régimen, e impuesto por sus incondicionales dentro de la Asamblea Nacional, el futuro se presenta “bastante complicado”, para las empresas del sector.

“Somos negocios que trabajan con márgenes bien bajos, y la economía está afectada desde que comenzó la crisis”. Aplicar esa reforma tributaria, así como está “le daría el tiro de gracia a muchas empresas, y estamos hablando la industria fiscal en pleno”, dijo la fuente.