El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, condenó este miércoles en la sesión de la OEA que abordó la crisis en Nicaragua, los actos de violencia y represión desatada por el gobierno del presidente designado, Daniel Ortega. Almagro calificó de agravada, desproporcionada e inadmisible la violencia y reiteró su propuesta de elecciones anticipadas para lograr una salida democrática a la crisis que vive Nicaragua.

Almagro, por primera vez, condenó las acciones de los paramilitares, cuyas acciones realizadas en complicidad con la Policía el pasado fin de semana, dejó un saldo de más de 20 muertos en Carazo, según organismos de derechos humanos nacionales.

“Fuerzas policiales y paramilitares vinculadas al Gobierno hace dos días realizaron acciones que han costado la vida de muchas personas. Muertes que no podemos admitir. Y que mucho menos podemos aceptar en silencio. Personas encapuchadas y armadas aterrorizan y aterrorizaron a la población civil en el proceso de desmontar los tranques que se levantaron en ciudades como Diriamba, Dolores, Jinotepe y Matagalpa”, dijo Almagro durante la sesión de la OEA.

 El secretario general también condenó la muerte de dos policías y un paramilitar, lo que a su juicio da una idea de la dimensión del enfrentamiento que hubo. “Pero la violencia del Estado sobre población civil nunca puede ser admitida. La desproporción de la misma, la diferencia de medios hace de la violencia del Estado, absolutamente abusiva y criminal. El Estado está para proteger los derechos de la gente no para avasallarlos. Cuando lo hace es especialmente responsables de esas violaciones de derechos humanos”, expresó.

“Todas las muertes violentas son lamentables. A todas las condenamos. Pero hacemos ver que mientras que las élites alimentan el odio y el enfrentamiento, son los humildes quienes han muerto en Nicaragua como consecuencia de esa polarización”, señaló.

 

Luis Almagro

 

@Almagro_OEA2015

 
 

Una vez más urgimos el cese de la violencia, el cese de la represión y el cese de los asesinatos. Urgimos una salida democrática y en paz para . @OEA_oficial

 

El secretario general de la OEA, reiteró su compromiso de seguir trabajando con el gobierno para efectuar “un proceso electoral limpio y transparente”, y agregó que la semana pasada un equipo viajó a Nicaragua para trabajar en ese sentido.

La OEA propone como salida la realización de elecciones anticipadas en un periodo mínimo de nueve meses y no mayor de 14. Sin embargo, Ortega ya no parece estar dispuesto a realizar elecciones anticipadas al manifestar que se realizarán “conforme a la Constitución y en su tiempo”.

Trujillo denuncia represión

El embajador de Estados Unidos ante la OEA, Carlos Trujillo, dijo que su país responsabiliza al gobierno de Ortega por la violencia. “Permítame ser claro. Eso es que el gobierno de Ortega, cada día, renueva su directriz de matar personas para permanecer en el poder”, afirmó.

“Según la Comisión Interamericana, el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH) y Amnistía Internacional, existen pruebas sustanciales de que el gobierno está dirigiendo a la Policía Nacional, así como a la Juventud Sandinista y pandillas controladas por el gobierno para reprimir las protestas violentamente. Existen informes fidedignos de ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas y torturas bajo custodia”, explicó Trujillo.

Añadió que existe la necesidad de una reforma democrática urgente en Nicaragua, además, reiteró el apoyo de Estados Unidos al diálogo y su respaldo al pueblo nicaragüense.

Moncada se victimiza

El canciller del Gobierno de Nicaragua, Denis Moncada, enumeró una lista de daños supuestamente realizados por la población que demandan la salida Ortega, a los que llamó de “terroristas” que han “asesinado, secuestrado y torturado a nuestra población”, dijo Moncada.

También mencionó a presuntas víctimas del partido de gobierno y personas que supuestamente han sido secuestradas y sometidas a “tratos inhumanos”.

Más información en: OEA sigue activa para ayudar a resolver la crisis de Nicaragua

Sin embargo, Moncada no hizo alusión a los grupos paramilitares del régimen, a los asesinatos y ejecuciones extrajudiciales y del armamento que utilizan los paramilitares de uso exclusivo de la Policía Nacional y del Ejército de Nicaragua.

Países respaldan informe de la CIDH

El gobierno Ortega-Murillo sufrió un nuevo revés político ante la OEA, puesto que la mayoría de los países miembros respaldan la labor y el último informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). 12 países condenaron la violencia gubernamental en Nicaragua: Uruguay, Ecuador, Argentina, Paraguay, Brasil, Chile, Canadá, Costa Rica, Perú, Colombia, México y Estados Unidos.

El secretario ejecutivo de la CIDH, Paulo Abrao, dijo ante el Consejo Permanente que 264 personas habrían perdido la vida y más de 1, 800 habrían resultado heridas, desde que iniciaron las protestas el pasado 18 de abril. Sin embargo, La Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos(ANPDH), contabiliza un total de 351 muertos hasta el 10 de julio.

Prensa.