Nuestra solidaridad con la familia que esta mañana en el barrio Carlos Marx de Managua fueron victimas de un incendio, donde al menos se contabilizan 4 muertos entre ellos dos niñas según medios de comunicación nacionales.

La Diócesis de Matagalpa y su Obispo monseñor Rolando Alvarez, repudian este acto que enluta y llena de dolor a esta familia y al pueblo nicaragüense que ya ha sufrido demasiado los últimos dos meses.

“El Señor conceda el descanso eterno y brille para ellos la luz perpetua”.