Cardenal Leopoldo Brenes aboga por la libertad de presos políticos en Nicaragua I Imagen cortesía Despacho 505

Cardenal Leopoldo Brenes aboga por la libertad de presos políticos en Nicaragua

El Cardenal Leopoldo Brenes, Arzobispo de Managua, abogó por que las “personas privadas de su libertad por represión política” muy pronto puedan ser liberadas.

Así se refirió el presidente de la Conferencia Episcopal a la demanda de los familiares de 109 reos de conciencia de que sean liberados antes de estas navidades, con el respaldo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA.

“Si podemos decir unas palabritas también, ojalá, pues no pase mucho tiempo y todos estos hermanos, estos hombres, mujeres, que están guardando prisión puedan ya lograr su libertad”, dijo el Cardenal Leopoldo Brenes en una entrevista en el programa Esta Semana que se transmite este domingo a las 8.00 P.M. en el canal Confidencial Nica, en YouTube, debido a la censura televisiva.

Además, recordó que como Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) siguen “orando” y han “exhortado” para que los presos políticos “muy pronto puedan ser liberados, puedan ser regresados y llevar alegría a sus hogares”.

Por tercer año consecutivo, familiares de presos políticos, organizaciones defensoras de derechos humanos y agrupaciones políticas han lanzado oficialmente la campaña “Navidad Sin Presos Políticos”, esperando que en esta ocasión el régimen de Ortega cumpla con sus demandas de libertad “inmediata y absoluta” de los más de 100 encarcelados políticos.

Iglesia Católica cree en el diálogo

El Cardenal Leopoldo Brenes mencionó que como Iglesia Católica son creyentes de las soluciones a través del “diálogo”. Además, resaltó que el Papa Francisco, a través de su encíclica “Fratelli Tutti”, señala la necesidad del diálogo para “tratar de solucionar nuestros problemas”.

Nicaragua vivió, en los últimos tres años, dos diálogos entre la oposición y el régimen de Daniel Ortega. Sin embargo, ambos fracasaron por el incumplimiento gubernamental de los acuerdos firmados en la mesa de negociación.

La Iglesia Católica participó y ayudó a organizar el primer diálogo entre la oposición y el régimen del Frente Sandinista. Los religiosos, incluso, fueron objeto de agresiones físicas y el presidente Ortega llegó a llamarlos “golpistas”.

En ese contexto, Brenes asegura que en el país aún falta que se consolide una cultura de diálogo. Además, indicó que si en algún momento las partes; oposición y Gobierno, “ponen las bases” de un diálogo e invitan a la Conferencia Episcopal, pues esto tendría que ser “valorado”, para saber “si participan o no”, tal como ocurrió en 2019, cuando decidieron dejar a los “políticos” que dialogaran.

Frente a los insultos dirigidos por el Gobierno de Ortega contra los representantes de la Iglesia, Brenes indica —citando palabras del difunto Cardenal Miguel Obando— que “si la crítica no tiene fundamento, no molestes tu alma”. Además, resalta que una persona a la que se le llama “golpista es aquella  que busca poder” y, como servidores de la Iglesia, apunta “nosotros no estamos buscando ningún poder”.

“Cuando escuché eso (el calificativo de golpistas), yo me examiné y dije no, no es para mí, y ningún obispo lo ha sentido”, comentó Brenes.

Ante los futuros comicios de 2021, el cardenal también afirmó que —desde 2014— fueron los primeros en entregar un documento al presidente Ortega, donde sugirieron como CEN —entre otras cosas— “renovar los miembros del Consejo Supremo Electoral para preparar el camino para las elecciones”.

“La Conferencia Episcopal ya estaba viendo todo esto desde 2014 y ojalá que tarde o temprano pueda darse, sobre todo para una buena andanza”, mencionó.

Hasta la fecha, el Gobierno de Ortega no ha brindado ninguna respuesta a las demandas de la oposición frente a los comicios del 2021. Los opositores exigen libertad de todos los presos políticos, respeto absoluto de los derechos humanos, reforma absoluta del Sistema Electoral y observación electoral internacional, como garantía para comicios libres, justos y transparentes.

Arquidiócesis invita a celebrar purísimas “en familia”

El régimen de Ortega, en este contexto de pandemia, tampoco ha escuchado los llamados de la Organización Panamericana de la Salud para prevenir el contagio de la covid-19, la pandemia que oficialmente ha dejado 161 personas fallecidas, pero según una investigación de Confidencial las cifras de sobremortalidad sobre enfermedades asociadas a las covid-19, proyectan más de 6 000 muertos.

Mientras que reportes independientes, a través del Observatorio Ciudadano Covid-19 Nicaragua, contabilizan 2 813 decesos “por neumonía y sospechosos” por coronavirus y 11 439 contagios “sospechosos”.

En este mes de diciembre, cuando se celebran fiestas en honor a la Inmaculada Concepción de María, la Iglesia Católica llamó a sus fieles a festejar, cuidándose del contagio de la covid.

El cardenal Brenes indicó que las recomendaciones persiguen que los devotos puedan celebrar “en familia”, “aplicar protocolos” para evitar el contagio, “reducir los tiempos” de visita en los altares y, de ser posible, que lo destinado para “el brindis” se sustituya por “hacer obras de caridad o de misericordia”.

El religioso apuntó que como Iglesia Católica no participan de las purísimas o actividades impulsadas por el Estado de Nicaragua. “Son cosas totalmente distintas”, aclaró.

El régimen de Ortega anunció para este fin de semana docenas de actividades vinculadas a la tradicional purísima en honor a la Virgen María. Algunas de estas consisten en visitas a los altares colocado por las instituciones en la Avenida Bolívar, en Managua, en las que no existe una regulación de medidas de protección contra la covid-19. Además, están promoviendo ferias, festivales, concursos, purísimas acuáticas, en las cuales no indicaron si se promoverá la aplicación obligatoria de medidas que prevengan el contagio y propagación de la pandemia.

Fuente: Confidencial Nicaragua

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *