Mentiras y manipulaciones de Daniel Ortega en su mensaje a la nación aquie te compartimos 9 de ellas I Imagen cortesía El 19 Digital

Nicaragua: 9 Mentiras y manipulaciones de Daniel Ortega en su mensaje a la nación

NOTICIAS NOTICIAS NACIONALES

Por Despacho 505 / El dictador estuvo 34 días sin comparecer públicamente, sin embargo, en su discurso de aparición este 15 de abril mintió al decir que el país no ha exportado ningún caso de coronavirus y al acusar a la oposición en Nicaragua de quemar hospitales en 2018.

Tras más de un mes de ausencia, la incógnita de ¿dónde está Daniel Ortega? trascendió la opinión pública y llegó a las portadas de medios internacionales como El País de España y The New York Times. Ortega, el mandatario acostumbrado a recluirse en su casa, que también es la Casa de Gobierno, apareció la tarde de este miércoles flaqueado por su esposa y vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo, y de un grupo de ministros para pronunciar un mensaje a la nación vacío y desafortunado para un Jefe de Gobierno al frente de una pandemia como la del Covid-19.  Ortega, más allá de minimizar la pandemia, lanzó al menos nueve mentiras y manipulaciones en un discurso de 32 minutos.

1- “TENEMOS LA CAPACIDAD PARA ATENDER LA PANDEMIA”

FALSO. Un informe enviado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) indica que la capacidad de respuesta del país ante la propagación del virus es limitada, e incluso clasifica a Nicaragua como un país de alta vulnerabilidad ante el Covid-19. Sobre la capacidad hospitalaria, el BID alertó que se cuenta con 0.9 camas de hospital por cada 1,000 habitantes, muy por debajo del promedio que en el resto de América Latina y el Caribe es de 2.2, “lo que refleja la brecha de infraestructura hospitalaria que enfrenta Nicaragua”. El mismo Ortega admitió que existen limitaciones: “Prácticamente el 90 % de los hospitales que están en el ámbito del Estado, están dotados de todos los recursos básicos para atender hasta dónde da lógicamente la capacidad en cuanto a camas que tienen estos hospitales… Es decir, tenemos las capacidades para atender a la población, en tanto, el ritmo en que ha venido manifestándose la epidemia ha sido el que hemos logrado nosotros administrar, indicó. Esto confirma que ante un brote de casos, como los registrados en el resto de la región, el sistema de salud nicaragüense colapsaría.

Quizás te interese: Daniel Ortega sin datos estadísticos ni planes de emergencia por Covid-19 en su discurso trillado

2- “NO HEMOS EXPORTADO CASOS”

CUESTIONABLE. Aunque el Ministerio de Salud ha reportado nueve casos positivos de Covid-19, importados, y aducen que no hay contagios comunitarios, las autoridades sanitarias de Cuba ha botado ese discurso al señalar que tres casos han sido importados de Nicaragua. Nicaragua ha rechazado los reportes de Cuba y ha enviado a las autoridades sanitarias a revisar sus registros. “No aparece una nicaragüense, saliendo de Nicaragua, siendo portadora del virus hacia un hermano país”, fue la afirmación mentirosa del líder sandinista obviando los informes de sus aliados cubanos.

3- “HAY SUFICIENTE RESPIRADEROS (VENTILADORES)”

FALSO. El dictador aseguró que el país cuenta con suficientes equipos médicos, sin embargo, un informe del medio Confidencial reportó que Nicaragua cuenta con 160 ventiladores para los pacientes que pudieran agravarse, “sin contar, además, con que el 80% de estos ya están usados por pacientes con otras patologías”. Personal médico que habló con el medio señalaron que ese número de ventiladores no daría abasto a la demanda si los contagios ante la falta de prevención aumentan, y colapsan la capacidad establecida.

4- “NOS HEMOS GUIADO POR LAS NORMAS INTERNACIONALES”

FALSO. “La OPS ha estado preocupada por la respuesta al covid-19 que se ve en Nicaragua. Nos preocupa la falta de distanciamiento social, la convocatoria de reuniones masivas”, reconoció la semana pasada la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa Etienne. El informe del BID indica que que en el país apenas se cumple con tres de las siete medidas sanitarias establecidas en el reglamento internacional aprobado por la OMS para prevenir la propagación del Covid-19. La principal medida que es el aislamiento no se ha aplicado y al contrario Ortega promueve la aglomeración de sus simpatizantes. Tampoco ha adoptado la cuarentena para los viajeros ni suspendido clases o actividades públicas. “De manera ordenada, hemos venido adoptando una serie de medidas, guiando por las normas internacionales, pero aplicándolas a nuestra realidad, a nuestras posibilidades materiales, a nuestras posibilidades económicas, a nuestras posibilidades científicas”, declaró, reconociendo una vez más las limitaciones del país en todos los ámbitos.

Puede interesarte: Benedicto XVI cumple sus 93 años y reza especialmente por enfermos de coronavirus

5- “NO SE HA DEJADO DE TRABAJAR”

IMPRECISO. La mayoría de nicaragüenses se han autoconfinado como medida para protegerse de los contagios de coronavirus. La empresa privada ha orientado teletrabajo, mientras las empresas de zona franca, una de las mayores empleadoras del país, ha orientado a sus trabajadores quedarse en casa. Las compañías Gildan y Yazaki cesaron operaciones después de confirmarse el primer contagio de coronavirus, mientras que hoteles y restaurantes permanecen cerrados ante la falta de clientes. “Aquí lo importante es que se ha seguido trabajando y guardando las normas de manera muy consciente y muy disciplinada, nuestro pueblo guardando las normas que va dictando el Sistema de Salud… no se ha dejado de trabajar porque si aquí si se deja de trabajar el país se muere, justificó pese a que la economía nicaragüense ya sufre un efecto negativo debido a la pandemia y lo que exigen diversos sectores al Ejecutivo es una política económica que respalde a los sectores más afectado y vulnerables a enfrentar la crisis.

6- “NOS QUEMARON HOSPITALES”

FALSO. Daniel Ortega dijo tres veces que los opositores que protestaron contra su dictadura en abril de 2018 quemaron hospitales, pero es falso. Ningún centro médico del país fue incendiado, sin embargo hay pruebas que demuestran que sus simpatizantes, en un intento por desprestigiar la lucha cívica, quemaron alcaldías, delegaciones de gobierno municipal, y estaciones policiales. “Tenemos el hecho de que tenemos bastantes hospitales, hemos construido muchos hospitales, incluso los hospitales que nos quemaron en abril, ya lo hemos construido, los puestos de salud que nos quemaron en abril, ya los hemos construido”, mintió el dictador.

7- INTERFERÓN PARA ATENDER COVID-19

MANIPULADO. “La reserva de medicamentos que tiene el sistema de salud y todo el sistema del Estado, incluyendo lógicamente el Seguro, y estamos hablando del 90% y a veces más, y algunos medicamentos que solamente los tiene el Estado como es el Interferón, por ejemplo”, refirió Ortega al dejar entrever que la sanidad pública contempla combatir el Covid-19 con el Interferón. Sobre los tratamientos para el manejo del Covid-19 la Organización Mundial de la Salud ha reconocido que “no hay pruebas de que los medicamentos actuales (incluido el Interferón Alfa2 que recomiendan los cubanos) puedan prevenir o curar la enfermedad”.  El Interferón Alfa 2B es un antiviral, se emplea dentro del esquema de tratamiento de: algunos tipos de cáncer, hepatitis B y C, VIH y papiloma humano, y se ha empleado en algunos países para el manejo de casos de Covid-19, pero no es una cura para la enfermedad.

8- “SI AISLAMOS A LA POLICÍA Y AL EJÉRCITO… DESAPARECE EL PAÍS”

MANIPULADO. El dictador Ortega justificó que no podía aplicar medidas de distanciamiento social con el argumento de que si lo hace el país desaparecería. Se refirió en concreto al efecto que tendría sacar de operación a la Policía y al Ejército, pero ningún país del mundo ha orientado a sus fuerzas públicas y de defensa replegarse en sus cuarteles, al contrario han sido indispensables para cumplir los estados de emergencia, tampoco han pedido a los productores dejar de trabajar ya que la actividad productiva es considerada de primera necesidad y por tanto continúa activa. “Si mandamos a la Policía a aislarse, y si mandamos al Ejército a aislarse, y a los campesinos a aislarse y a dejar de producir, desaparece el país, sencillamente desaparece”, dijo.

9- CRITICA LA COMPRA DE ARMAS

CUESTIONABLE. Ortega cuestionó a los países desarrollados por invertir millones de dólares en la comprar de armamento, obviando que en 2016, Nicaragua -el segundo país más pobre de América Latina, invirtió 80 millones de dólares en la compra de 50 tanques de guerra T-72B. La adquisición fue cuestionada por diversos sectores debido que ese millonario monto debió orientarse al gasto social del país. “Los que invierten miles de billones en armas saben perfectamente que esas armas no se pueden utilizar porque el día que se utilicen desaparece toda la población del planeta, lo saben perfectamente bien, en entonces para qué esa locura de invertir billones, de billones de billones en armamento”, dijo.

FUENTE: DESPACHO 505

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *