Padre Vicente Martínez: "Todo esfuerzo tiene fruto, todo trabajo que hacemos en nuestra vida tiene un resultado positivo"

Padre Vicente Martínez, homilía dominical

NOTICIAS LOCALES

Al celebrar  la Santa Misa dominical 30 de agosto, el Padre Vicente Martínez, párroco de Parroquia Santa Lucía-Darío,  explicó que “todo esfuerzo tiene fruto, todo trabajo que hacemos en nuestra vida tiene un resultado positivo”.

Lo ha señalado así, para recordar que en la vida vocacional siempre se nos presentarán obstáculos que pondrán a prueba nuestra entrega hacia Dios.

La palabra vocación significa “llamado” puede ser  la vida sacerdotal,  matrimonial, la vida de la salterio o cualquier vocación que el señor nos llama. Como en la liturgia del día de hoy nos viene hablando del tema vocacionales en los que en su caminar siempre encontraremos barreras que nos intentaran desviar hacia el, aseguró el Padre Vicente Martínez.

No dejes de leer: La misión del cristiano, es imitar a María, obediente, libre de servicio y amor al prójimo.

Tambien hermanos  recordemos como dice su santidad el papá Francisco “No hay matrimonio perfecto “, yo diría también “los sacerdotes nos cuesta ser perfectos ” pero el señor siempre nos invita a dejarnos seducir por él porque asi tendremos una respuesta positiva en nuestra vida vocacional, expresó el Padre Vicente Martínez.

Actualmente en estos tiempos en la situacion que vivimos nos hemos alejados de Dios físicamente, espiritualmente lo que  nos podria convertir en un cadáver que vive pero  suele falta Dios en su existencia y en nuestras vidas. Así que solamente  recordemos que sin Dios estamos muerto, recalcó.

Puedes leer también: Ciudad Darío: Parroquia Santa Lucia realiza segunda entrega de paquetes alimenticios a familias necesitadas

“Así mismo el señor en sus santo evangelio del día nos exige tres condiciones sencillas para seguirle, pero que a veces cuesta, porque hasta el mismo apóstol se quería librar de la cruz. Por eso hoy nos muestra esas tres condiciones, la primera negarse así mismo es lo que nos cuesta , es decir dejar tus caprichos, dejar tu soberbia, dejar de darte cuenta que tu solo no puedes resolver tus problemas y que necesitas dejar el pecado y reconocer que el centro del mundo es  Dios y vos no. También  nos presenta un segunda condición como es tomar uno mismo su propia cruz , por que hermanos nosotros mismo sabemos que nuestra cruz que cargamos es esa cruz de soberbia, incluso el matrimonio se convierte en una cruz, la vida conyugal, la vida cristiana y hasta uno mismo se siente  cargando una cruz, porque nos cuesta cargar con lo que siempre nos incomoda, por ultimo el señor nos entrega la tercera condición como es seguirle a él, lo que significa adherir nuestra vida al dueño de nuestra vida y del universo”, explicó.

Puede interesarte: “Víctimas de persecución por la fe, del terrorismo y migrantes” en el corazón del Papa

De acuerdo a esto hermanos hoy estamos invitados a tomar estas tres condiciones para entrar nuestras vidas al señor debemos  de negarnos así mismo, tomara nuestra cruz y por último tomar la decisión de  seguirle que aunque nos cueste tener una respuesta positiva en la vida Cristina nada es imposible para Dios.

Te invitamos a leer: Francisco: Presentar nuestra historia al Señor y decir «¡Señor, si quieres, puedes curarme!

Finalizó diciendo que el Alma del ser humano es como el pez si lo sacan del agua se muere, porque así es el Alma del ser humano si no reconoce que si Dios está en su vida  jamás perecerá, de igual manera recordó que en este día el señor nos muestra que somos de el, como decía San Agustín” Nuestra Alma está inquieta y va estar quieta, hasta que descansemos en el señor”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *